frumecar.es
frumecar.es
¿CÓMO FUNCIONAN?

Los camiones con hormigón sobrante se situan en el reciclador y, mediante el sistema de ducha de este, aportan el agua para el lavado de la cuba, con el fin de reducir así la consistencia del hormigón sobrante y convertirlo en hormigón fluido.

El hormigón fluido y el agua aportada se descargan en la tolva del reciclador y se lavan dentro de este, separando las particulas de cemento y arena fina del resto. Las particulas de cemento y arena, junto con con el agua sobrante, se desaguan a las balsas o depósitos de agua residual.

Los áridos (grava/arena), una vez realizado el circuito dentro del reciclador, son descargados por la parte delantera de este y pueden eutilizarse para la fabricación de nuevos hormigones.

Los depósitos de agua residual mantienen las particulas en suspensión mediante los agitadores instalados en los mismos.

El agua residual es bombeada desde las balsas a la central de hormigón para la elaboración de nuevos hormigones, pudiendo controlar la densidad de la misma con la instalación de un densímetro y ajustar así el aporte de agua límpia necesario para regular la densidad del agua en los depósitos.

Con este proceso, el hormigón llega a la planta de reciclaje y se separa en los materiales que lo componen; áridos, cemento y agua, consiguiendo así cerrar el circuito de materiales y generar un residuo "0".
Powered by CoalaWeb